SSD vs. HDD: ¿Cuál es la diferencia y cómo elegir

SSD vs. HDD: ¿Cuál es la diferencia y cómo elegir

Mientras que una unidad de estado sólido o SSD funciona igual que un disco duro con una diferencia, los archivos se almacenan en chips flash interconectados entre sí. Estos chips pueden estar incluidos en la placa madre del dispositivo (como en algunos pequeños ordenadores portátiles), en una tarjeta PCIe o en una caja similar a un disco duro de toda la vida. Una de las características de estos chips es que son capaces de retener los datos incluso cuando no hay energía corriendo por el sistema.

Las computadoras portátiles, tabletas y teléfonos inteligentes son los dispositivos más utilizados, por defecto, SSD. No debemos olvidar que algunos dispositivos como las cámaras fotográficas también utilizan este tipo de almacenamiento para dar un mayor tiempo de respuesta y almacenar más imágenes en sistemas de almacenamiento externo como las tarjetas SD.

Ventajas y desventajas de las HDD y SSD

Antes de analizar cuáles son las diferencias entre estos sistemas de almacenamiento tenemos que establecer una base: el HDD y el SDD tienen la misma función, almacenar sus archivos. Hay diferentes características y usos para los que será más beneficioso utilizar uno u otro, eso es lo que vamos a explicar ahora mismo en este artículo.

Precio

Uno de los factores clave a la hora de elegir el sistema de almacenamiento es el presupuesto que tenemos, después de todo, el dinero es lo único que limitará nuestras opciones.

Disco duro: Por la eficiencia y la productividad en la fabricación de discos duros, son mucho más baratos por lo que pueden ofrecer.

SSD: Debido a su «temprana» creación y a los componentes que las forman, suelen ser mucho más caras que las HDD.

Para que lo veas de una manera más práctica, un disco duro de 1 TB cuesta menos de 50 dólares y un SSD de la misma capacidad cuesta más de 200 dólares.

Capacidad

El segundo factor que determina qué sistema elegir es la capacidad de almacenamiento de datos que nuestros dispositivos de almacenamiento pueden cubrir. Hoy en día los archivos son cada vez más grandes, al mismo tiempo que es necesario acceder a los archivos de una manera más rápida y eficiente.

HDD: Hoy en día podemos encontrar discos duros de hasta 8 TB, una verdadera brutalidad para un ordenador personal, incluso hoy en día.

SSD: Por ahora, podemos encontrar unidades de estado sólido de hasta 4 TB.

Aunque parece que los discos duros ganan más que esto, una vez más tendremos que mirar el precio de cada unidad.

Velocidad y rendimiento

La rapidez con que se accede, se mueve, se modifica y se borra un archivo es esencial para el uso diario, tanto desde la perspectiva del usuario como del profesional. Por lo tanto, es otra variable a tener en cuenta.

Aquí no hay mucho que explicar: las unidades SSD o de estado sólido son superiores tanto en velocidad como en rendimiento en comparación con los discos duros, en palabras básicas, un ordenador que tenga una SSD simplemente funcionará más rápido.

Una computadora que tiene el sistema operativo instalado en un disco duro puede tardar mucho más tiempo. Con un SSD, absolutamente todo tendrá un mayor rendimiento, por lo que si desea tener un ordenador rápido, debe elegir un SSD sin ninguna duda.

Durabilidad

Cuánto se va a mover su ordenador es una pregunta que también debe hacerse el usuario. Cada sistema de almacenamiento está construido de forma diferente y será más propenso a romperse o dañarse.

HDD: Un disco duro está construido por diferentes partes móviles que son más susceptibles de ser dañadas en cualquier tipo de movimiento, por lo que hay que tener mucho cuidado al transportarlos. Además, las partes móviles terminan desgastándose.

SSD: Las unidades de estado sólido no tienen partes móviles y, por lo tanto, es menos probable que sus archivos se pierdan debido a los daños en los componentes en caso de caída. Hay que destacar que cada célula de un banco de memoria flash de la unidad puede escribirse y borrarse un número limitado de veces, pero existen diferentes herramientas para supervisar y optimizar ese proceso con el fin de prolongar el final de la vida útil de la unidad.

Fragmentación

La fragmentación es el proceso por el cual (la palabra misma dice) los archivos son rotos y dispersados por una unidad de almacenamiento. Sólo los discos duros sufren esta característica

HDD: Debido a sus superficies de grabación giratorias, las superficies de los discos duros funcionan mejor con archivos más grandes grabados en bloques sólidos. Cuando estos bloques están llenos, los archivos tienden a ser divididos por los espacios libres del HDD, lo que perjudica la velocidad de lectura y escritura de los datos. Aunque es cierto que la lectura y escritura de los archivos ha mejorado y, por lo tanto, el efecto se ha minimizado, y los discos duros siguen siendo propensos a la fragmentación.

SSD: Debido a su construcción, las unidades de estado sólido no tienen ese problema, ya que no hay una ubicación física de los archivos en la unidad y no hay una cabeza lectora física. Por esta razón, las SSD son mucho más rápidas que las HDD.

Tamaño de la unidad

Otro factor a considerar cuando se elige un sistema de almacenamiento es el propio tamaño de la unidad. Hay algunas limitaciones físicas obvias dependiendo del dispositivo que vayamos a elegir o montar.

HDD: Los discos duros dependen de las placas giratorias, y por lo tanto, limitan el tamaño de la unidad. Por un lado, tenemos los tamaños orientados a los ordenadores de sobremesa y portátiles: 1,8 pulgadas, 2,5 pulgadas y 3,5 pulgadas por otro lado, tenemos los que se han utilizado para unidades más pequeñas como los teléfonos inteligentes y similares pero no comunes. Los principales fabricantes de discos duros suspendieron el desarrollo de nuevos productos de menos de 1,8 pulgadas debido a la caída del precio de las SSD.

SSD: No tienen una limitación física que les impida seguir creciendo, por lo que seguirán desarrollando unidades más pequeñas con el tiempo. Hay SSD de diferentes tamaños que se adaptan al dispositivo en el que se van a montar.

Ruido

El ruido, aunque parece algo insignificante cuando se utiliza una computadora, es algo que depende del uso y las horas diarias que se utilizarán pueden marcar la diferencia entre elegir un sistema de almacenamiento u otro. Un productor musical que no tiene los medios para grabar en una habitación fuera de la computadora necesita un dispositivo lo más silencioso posible para que no dañe el sonido.

HDD: Incluso el disco duro más silencioso emitirá algún tipo de ruido cuando el ordenador esté en funcionamiento, hay muchas partes del disco que pueden emitir ruido. Este tipo de ruido puede agravarse si el sistema ha sufrido algún tipo de daño, ha sido instalado incorrectamente o alguna parte del disco está desgastada. Los discos duros más rápidos emitirán más ruido.

SSD: El SSD, carece de partes mecánicas, por lo tanto, simplemente no hace ningún tipo de ruido.

Conclusión, ¿HDD o SSD?

En este punto, debería ser capaz de averiguar qué sistema de almacenamiento debe utilizar, pero para aquellos que todavía tienen algunas preguntas, hacemos un breve resumen ajustando las necesidades en diferentes perfiles.

Compre un disco duro HDD si!

Estará interesado en adquirir un disco duro si se encuentra entre estos usuarios:-

Un presupuesto ajustado: Los discos duros son más baratos que los SSD. Para aquellos que tienen que sacrificar espacio o velocidad por falta de dinero, los discos duros son la mejor opción.

Usuario medio: Un usuario que utiliza su computadora para las tareas más básicas como la automatización de la oficina, la navegación por Internet, la escucha de música almacenada localmente en la computadora, etc. Será conveniente tener un disco duro ya que puede destinar ese dinero a adquirir otros beneficios.

Servidores de descarga de multimedia: Los discos duros tienen una capacidad mucho mayor que los SSD y es la elección obvia si quieres más espacio.

Estará interesado en adquirir una unidad de estado sólido si se encuentra entre estos grupos:-

Ingenieros de audio y productores de música: Como hemos dicho antes, cuanto menos ruido contamine las habitaciones, mejor. Por lo tanto, usar un SSD es la opción apropiada.

Vagabundos: Si eres una persona que utiliza ordenadores portátiles o es propensa a mover el dispositivo, necesitarás un SSD. Como no queremos que los archivos se pierdan al primer golpe.

Necesitas un ordenador rápido: Los SSD son superiores en rendimiento y velocidad a los discos duros, así que querrás uno de estos. ¿Qué opinas de esto? Simplemente comparta todos sus puntos de vista y pensamientos en la sección de comentarios a continuación.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies